ME DUELE TANTO VERTE ASI. ME PREGUNTAS MIL VECES LO MISMO Y YO MIL VECES TE RESPONDO. NO DESEO PERDER LA PACIENCIA, PORQUE RECUERDO SIEMPRE EL AMOR QUE ME HAS DADO EN EL TRANSCURSO DE MI VIDA, PERO DUELE Y MUCHO VERTE ASÍ.
PERDIDA EN UN MUNDO DONDE SOLAMENTE TÚ HABITAS, DONDE NO PERMITES A NADIE MAS, Y CADA VEZ ME SIENTO MAS AISLADO, MAS EXCLUÍDO, MAS ABANDONADO.
NO DEBÍA USAR ESA PALABRA, PUES NO ES CORRECTO, REPITO, SIEMPRE ESTUVISTE AHÍ A MI LADO, DÁNDOME TU MANO AL ANDAR Y CONTÁNDOME HISTORIAS, QUE A VECES INVENTABAS TÚ MISMA. YO CAÍA EN TUS PALABRAS COMO SI FUERAN MÁGICAS, LO MAS SEGURO QUE LO FUERAN, PUES TÚ ERAS MAGIA PURA.
CON SÓLO ACARICIARME,CALMABAS MI DOLOR. CON UN ABRAZO TUYO HUÍAN MIS MIEDOS Y SI ME DABAS UN BESO, UN SOL ENROME BRILLABA EN MIS ADENTROS, LLENADO DE LUZ CADA RINCÓN DE MI PEQUEÑO SER.
ME VUELVES A PREGUNTAR LO MISMO POR ENÉSIMA VEZ Y YO CON UNA SONRISA Y DANDOTE UNA CARICIA, TE RESPONDO COMO SI FUERA LA PRIMERA PREGUNTA QUE ME HACES, QUITO UN MECHÓN DE TUS CABELLOS, QUE OCULTA TUS OJOS Y LOS VEO CON ESA FUERZA QUE SIEMPRE HAN TENIDO, CON ESE VERDE HIRIENTE QUE TODOS SIEMPRE HAN COMENTADO.
ME MIRAS Y SONRIES, NO SÉ SI ME VES O NO, SI SABES QUIEN SOY Y TEMO TANTO PREGUNTARTE QUE NO LO HAGO.
ME TOMAS UNA MANO Y TUS DEDOS LA RECORREN CON INFINITA TERNURA, CON LA PUNTA DE TU DEDO LA VAS DIBUJANDO. ME MIRAS NUEVAMENTE Y ME SONRIES.
ALGO EN MIS ADENTROS EXPLOTA Y TE ABRAZO CON FUERZA, CASI TE HAGO DAÑO. BESO TUS CABELLOS, TE ACARICIO Y MI CABEZA SE RECUESTA A LA TUYA.
CIERRO LOS OJOS Y SOY UN NIÑO DE UNOS SEIS O SIETE AÑOS, QUE ESTÁ TEMEROSO, PUES VOY A UNA NUEVA ESCUELA. TODO LO NUEVO ME ATEMORIZA Y TÚ LO SABES. EN EL CAMINO HAS IDO CONVERSANDO Y YO NI RESPONDO. TU MANO POR MOMENTOS ME APRIETA FUERTE, ME SUELTA Y ME VUELVE A APRETAR. ME ESTÁS TRASMITIENDO TU VALOR, YO LO VOY RECIBIENDO SIN DARME CUENTA.
DE NUEVO LA MISMA PREGUNTA ME VUELVE A LA REALIDAD. APARTO MI CABEZA Y TE MIRO, HAY LÁGRIMAS EN MIS OJOS QUE QUIEREN CORRER POR MIS MEJILLAS, NO LAS DEJO, LAS AGUANTO Y TE RESPONDO.
LA ENFERMERA SE ACERCA Y NOS MIRA CON SANA CURIOSIDAD. LUEGO TE LLAMA POR TU NOMBRE Y TE DICE QUE YA ES HORA DE ACOSTARSE, QUE DEBES RETIRARTE Y LA VISITA SE DEBE IR.
ME MIRAS UNA VEZ MAS, COMO SI ME VIERAS POR PRIMERA VEZ, MIRAS A LA ENFERMERA Y LE DICES.
ESTE JOVEN ES MUY AMABLE, HA CONVERSADO CONMIGO TODO EL TIEMPO. SEGURO QUE YA DESEA IRSE.
MIS FUERZAS FLAQUEAN, MIRO AL SUELO MENEANDO MI CABEZA.
LA ENFERMERA TE LLEVA HASTA TU CUARTO Y YO QUEDO SENTADO EN MEDIO DEL SALÓN.
AL RATO VUELVE LA ENFERMERA Y CONVERSANDO CONMIGO ME DICE. NO TIENE QUE VENIR TODOS LOS DÍAS, EN VERDAD ELLA NO SABE NI QUIEN ES USTED Y NO RECUERDA NADA DE LO QUE PASA A LOS CINCO MINUTOS DE SUCEDIDO.
YO ME PONGO DE PIE, YA MIS LÁGRIMAS SON INCONTENIBLES. LA MIRO CON TERNURA, ES UNA MUJER DE MAS DE CINCUENTA AÑOS ME ACERCO A ELLA Y ME QUEDO LE DIGO.
MIENTRAS YO RECUERDE QUIEN ES ELLA, SEGUIRÉ VINIENDO TODOS LOS DÍAS, PUES ELLA HA SIDO LA MEJOR DE LAS MADRES Y YO AÚN TENGO RECUERDOS DE MUCHOS AÑOS ATRÁS.
BUENAS NOCHES.
Jorge Luis Seco