LLUEVE
LLUEVE, ES EL REGALO DEL CIELO QUE NOS DA VIDA.
LA GENTE DE PRISA EN LAS CALLES, LE TEME A LA LLUVIA.
ÉSTA LAS ACARICIA Y LIMPIA, LAS NUTRE DE NUEVA ESENCIA
LA LLUVIA ACLARA EL SENTIR Y RIEGA DE VALORES AL PLANETA.
CUANDO LLUEVE SUEÑO DESPIERTO, ME VEO LEJOS DE MI,
ME ACERCO A MI PASADO Y MI ESENCIA SE PERFUMA CON ELLA.
NAVEGO EN UN MAR DE ILUSIONES IDAS, ESCONDIDAS,
QUE VUELVEN CON EL CANTO HUMEDO QUE CAE DEL INFINITO.
EL COSMO GRIS SE ABRE ANTE MIS OJOS Y ME MUESTRA SU SENTIR
ME HACE PARTE DE ÉL, ME ABRAZA MOJANDO MI ALMA YA LIBRE.
ME ACARICIA Y SUS BESOS SABEN A ROCÍO, A MAÑANA FRESCA.
CUANDO LLUEVE HAGO EL AMOR CON LA LLUVIA QUE SE ENTREGA TODA.
EL AIRE FRESCO ME ROZA Y ME TRANSPORTA A OTRA DIMENSIÓN
ENREDA MIS IDEAS Y LAS REVUELCA CON DURA TERNURA.
ME DA ESCALOFRÍO Y MIS VELLOS SE PARAN DE PUNTA
MI CABEZA NO PIENSA Y POR ESO DEJO DE SER YO PARA SER ELLA.
CON LOS RUIDOS QUE PRODUCE LA TORMENTA, ME ALOCO
CIERRO MIS OJOS Y VEO CORCELES, TROTANDO A LO LEJOS,
EN ESTAMPIDAS FURIOSAS Y YO CABALGO UNO DE ELLOS.
SOY PARTE DE ÉL, ME HAGO CENTAURO, MIS PATAS VELLUDAS
QUIEBRAN LA TIERRA.
EL AGUA ABRE SURCOS EN EL SUELO QUE BEBE ANSIOSO,
COMO BEBE EL SEDIENTO NO DE SED, SINO DE JUSTICIA.
YO SOY ESA GREDA QUE TOMA LA LLUVIA Y CRECE CON ELLA.
SOY SOY ESA ARCILLA, ESE BARRO DEL QUE TODOS FUIMOS FORMADOS.
LLEGA LA CALMA COMO SIEMPRE Y MI SER VUELVE A SER YO.
VUELVO A LA VIDA, O A OTRA VIDA QUE TAL VEZ NO ME PERTENECE
PERO LA VIVO, LA DISFRUTO, ME RESIGNO, ME CONFORMO,
MÁS EN MI INTERIOR, ESPERO CON ANSIAS LA PRÓXIMA LLUVIA,
PARA QUE BORRE MI SER Y ME DEJE SER ESE QUE AHORA NO SOY.
Autor.
Jorge Luis Seco